All for Joomla The Word of Web Design

¿Qué son las micorrizas?

Las micorrizas son un tipo de asociación simbiótica formada por un conjunto de hifas fúngicas (micelio) que, al entrar en contacto con las raíces de las plantas, las pueden envolver formando un manto y penetrarlas intercelularmente a través de las células del córtex, como en el caso de la ectomicorriza o, como en el caso de la micorriza arbuscular, penetran la raíz, pero no se forma ningún manto. Al mismo tiempo, las hifas se ramifican en el suelo, formando una extensa red de capaz de interconectar de manera subterránea, a las raíces de plantas de la misma o de diferentes especies.

Esta red de micelio permite, bajo ciertas condiciones, un libre flujo de nutrimentos hacia las plantas y entre las raíces de las plantas interconectadas, lo que sugiere que la micorriza establece una gran unión bajo el suelo entre plantas que, a simple vista, podrían parecer lejanas y sin ninguna relación. Así, la micorriza ofrece a la planta y al ecosistema, diferentes beneficios en términos de sobrevivencia y funcionamiento.

Trappe (1994) define a las micorrizas en términos funcionales y estructurales, como “órganos de absorción dobles que se forman cuando los hongos simbiontes viven dentro de los órganos de absorción sanos (raíces, rizomas o talos) de las plantas terrestres, acuáticas o epífitas”. En esta asociación, la planta le proporciona al hongo carbohidratos (azúcares, producto de su fotosíntesis) y un micro hábitat para completar su ciclo de vida; mientras que el hongo, a su vez, le permite a la planta una mejor captación de agua y nutrimentos minerales con baja disponibilidad en el suelo (principalmente fósforo), así como defensas contra patógenos. Ambos, hongo y planta, salen mutuamente beneficiados, por lo que la asociación se considera como un “mutualismo”.

HONGOS Y PLANTAS PARTICIPANTES

 

Los hongos micorrícicos (HM) asociados que, por su tamaño pueden clasificarse en micromicetos o macromicetos, pueden pertenecer a los fila Glomeromycota (i.e. Glomus, Gigaspora, Acaulospora), Ascomycota (i.e. Peziza, Tuber) y Basidiomycota (i.e. Amanita, Cantharellus). En el caso de las plantas, la asociación puede presentarse en las gimnospermas (plantas que no forman flores como los pinos), angiospermas (plantas que forman flores), briofitas (musgos), equisetofitas y los helechos (tanto en el gametofito como en el esporofito). Así, dependiendo del tipo de hongo involucrado en esta asociación y de la integración morfológica existente entre los hongos y las raíces de las plantas, la asociación se ha clasificado como: a) Micorrizas con manto fúngico y b) Micorrizas sin manto fúngico.


Colonización de raíces por hongos micorrizógenos: A) Micorrizas sin manto fúngico; B) Micorrizas con manto fúngico y tipos de micorrizas (tomado de Camargo-Ricalde, 2009)

 

Las micorrizas con manto fúngico, a su vez, se han clasificado en: a) Ectomicorrizas, b) Micorriza arbutoide y c) Micorriza monotropoide. Por su parte, las micorrizas sin manto fúngico se han clasificado en: (a) Micorriza arbuscular, (b) Micorriza ericoide, y (c) Micorriza orquideoide. En la naturaleza, cada tipo de micorriza se presenta en un ecosistema y ambiente edáfico particulares y, en ocasiones, con familias de plantas específicas. Así, la micorriza ericoide predomina en suelos localizados en altas latitudes y elevadas altitudes, de clima frío, en plantas de la familia Ericaceae; las especies ectomicorrizógenas predominan en ecosistemas forestales con gran acumulación de materia orgánica, ubicados en latitudes y altitudes intermedias, de clima templado-frío, principalmente con gimnospermas (figura 2), y la micorriza arbuscular (figura 3) prevalece en comunidades de clima cálido seco, cálido húmedo y templado-frío, dominadas por herbáceas y leñosas, en suelos minerales de bajas latitudes (Smith y Read, 1998).


Figura 2. Ectomicorriza. A) Micorriza de Suillus glandulosipes (Basidiomycota, Agaricomycetes, Boletales); B) Corte transversal de micorriza mostrando el manto (M) y la Red de Hartig (H). Fotografías tomadas en el laboratorio de Micorrizas, CICB, UAT, con material proveniente del estado de Tlaxcala (Tomado de Estrada-Torres A. y Santiago-Martínez M.G. (editores), 2003).
 


Figura 3. Micorriza Arbuscular. A) Raíz de Mimosa luisana (Leguminosae, Mimosoideae); h: hifas intercelulares, v: vesículas, ar: arbúsculos (100X); B) Esporas de hongos micorrizógenos arbusculares; a) Pacispora sp., y b) Funneliformis sp. (100X)

Puntuación

Biochi-k30 Posts

Bióloga en formación de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM-I), gusto por la naturaleza en general, impacto ambiental, ecología y hongos, microbiología y biotecnología.

0 comentarios

Deja un comentario

Login

¡Bienvenido! Inicia sesión en tu cuenta

Recuérdame ¿Olvido su contraseña?

Lost Password